domingo, 5 de diciembre de 2010

Álvaro Salvador Jofre (Andalucía, España)


CÁRMENES

Como el niño que enseña, lleno de asombro...
[Federico García Lorca]

Ladran los perros a mi paso, ladran
y parecen saber que este hombre anda solo
tan perro como ellos.
Esta ciudad, estas calles, este barrio,
este nido de perros retumba en el umbral
de mi noche y del mundo,
del mundo que se extiende más al Norte
fuera ya de murallas y jardines.
Como tambores suenan los ladridos,
y también los redobles que responden
desde el hondo declive de la historia.

Oigo un rumor de estrellas,
huelo el jazmín helado de Noviembre,
siento batir de alas en mi pecho.

¿Por qué no puedes tú encontrar los cuerpos,
esa carne de amor, como un regalo
de cumpleaños, esparcida al viento?
¿Por qué el naufragio te condena siempre,
a encallar en su dársena, cuerpo conocido,
presentido cuerpo de mujer, único y solo?
¿Qué buscas en su carne, quién lo busca
cincuenta años atrás, desnudo cuerpo,
cuerpo tendido lejos de mis brazos?

Esta luna me mira con tus ojos, madre,

como todas las reinas de mi vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario